CHOLUPA

Cholupa (P. maliformis)

Originaria de América. Las condiciones climáticas de esta pasiflora son suelos de textura franco arcilloarenosa con buen drenaje pH de 5,5 a 7,0; a una altura de 0 a 1.200 msnm con precipitaciones de 800 a 1.500 mm/año y una temperatura de 20 a 30 °C (Rodríguez, 2010).

La cholupa presenta una misma coloración desde su estado de formación hasta el grado máximo de maduración, existen tres tipos de tonalidades verde, amarilla y morada. Se caracteriza por su aroma persistente, atractivo y su sabor dulce o ácido de acuerdo al grado de madurez (Superintendencia de Industria y Comercio, 2007).
Esta pasiflora contiene de 23 a 25 °Brix y actividades altas de las enzimas polifenoloxidasa (51,81 UAE) y peroxidasa (106,81 UAE) y un rendimiento de jugo relativamente bajo (7,11 ml/ fruto). El consumo de la cholupa es en fresco a pesar de poseer una cáscara demasiado dura y difícil de abrir. Dado esto, la industria ha obtenido vino a partir de esta fruta con elevado «fusse» (contenido de volátiles: alcoholes, acetonas y aldehídos) y por ende, aroma agradable y buen sabor (Medina, 2004). Dentro de las propiedades nutracéuticas, afrodisiaca, rejuvenecimiento de la piel con extracto y bejucos, el jugo regula la digestión y el fruto maduro controla la presión arterial.